¿Cómo cambiará la alimentación después del COVID-19?

¿Cómo cambiará la alimentación después del COVID-19?

El fin de la pandemia de COVID-19 puede estar cerca en los Estados Unidos. La mayoría de los estadounidenses dispondrán de múltiples vacunas eficaces a mediados de 2021. Hasta el 90% puede estar vacunado para fines de julio de 2021.

Entonces, cómo le puede ir a la industria en un mundo posterior a una pandemia. Un elemento importante a considerar es cómo los comportamientos de los consumidores pueden cambiar permanentemente después de la pandemia.

Más trabajo desde casa

COVID-19 cerró oficinas por períodos prolongados. Esto demostró que muchos trabajos de oficina se pueden realizar de forma remota y obligó a los consumidores que antes cenaban fuera todos los días a comer en casa

Las estimaciones federales muestran que el número de personas que trabajan desde casa se triplicará el próximo año a medida que cambien las actitudes sobre el trabajo a distancia. Además, algunas oficinas avanzarán con un enfoque híbrido en el que los trabajadores dividirán el tiempo entre la oficina y sus hogares.

Chris DuBois, vicepresidente senior de IRI que lidera la práctica de proteínas de la compañía, estimó que más de 30 millones de comidas diarias se comerán en casa o cerca de casa, en lugar de en las cafeterías de la empresa o en los restaurantes urbanos.

Diferentes técnicas de cocina.

DuBois también señaló que el estadounidense promedio tenía que convertirse en un cocinero más eficaz en 2020. Muchos consumidores encontraron una nueva habilidad en la cocina y descubrieron que podían preparar comidas de calidad de restaurante por mucho menos en casa.

Durante este período, también probaron nuevos cortes de carne y aparatos de cocina. Las freidoras de aire y las multicocinas, como Instant Pot, son ahora un accesorio en muchos hogares estadounidenses. Además, los compradores se diversificaron y probaron diferentes cortes de carne, dijo DuBois, a medida que se convirtieron en chefs más seguros.

En el futuro, las empresas avícolas deberán ajustar sus planes para atender a un consumidor que pasa más tiempo en casa y está dispuesto a probar cosas nuevas en la cocina. La innovación de productos será clave.

Fuente: http://www.wattagnet.com

Deja un comentario