Algo bueno le está sucediendo a la industria avícola

Algo bueno le está sucediendo a la industria avícola

La industria avícola mostró un crecimiento sostenido en 2020, pero se ha adaptado y el escenario se está preparando para que despegue junto con la vacunación contra el COVID-19.

La industria avícola está viva y coleando y creo que se ha hecho algo bien para apoyarla. Hay tanta información de todo tipo en estos días, que es difícil mantenerse al día, así como distinguir y decidir cuál es buena y cómo correlacionarla. No obstante, creo que están sucediendo cosas buenas 

En primer lugar, los trabajadores de las plantas de procesamiento, que inicialmente fueron señalados como un foco de COVID-19, ahora están experimentando tasas de infección más bajas en comparación con otras industrias. Según el Instituto de la Carne de América del Norte, en los EE. UU. La tasa es un 85% menor que la población general, mientras que en  España , la media semanal muestra una tasa de baja por enfermedad del 0,18% entre los trabajadores de la industria alimentaria, que es la mitad o menos que en otras actividades productivas.

Todo esto es el resultado de las medidas tomadas dentro de la industria para evitar el contagio que se originó en una cadena de suministro casi ininterrumpida y en la conservación de la mayoría de los puestos de trabajo. Pero también es el reflejo del crecimiento del sector.

Sé que muchos países de América Latina muestran un crecimiento insignificante, con algunas empresas avícolas básicamente manteniendo las mismas tasas de producción, pero en general, el sector ha mostrado un crecimiento, desde el pienso hasta la producción. Por ejemplo,  la producción mexicana de piensos  creció un 1% en 2020, y el 50% se destinó a las aves de corral. En otras partes del mundo,  la producción animal española  (junto con la agricultura, la pesca y otras áreas afines) creció un 7% en 2020.

En el informe «Puntos de discusión» de marzo de Rabobank  , el banco afirmó que, dado lo trágico de la pandemia, «es bastante desagradable hablar de sectores que están teniendo un» gran año «, pero sin duda muchas de las grandes empresas de alimentos envasados ​​fueron beneficiarios netos de tendencias pandémicas «. Y en las aves de corral, Rabobank dice que estamos en la fase de recuperación .

Estoy seguro de que la industria ha hecho las cosas bien, desde la salud hasta la bioseguridad, las finanzas y la resiliencia.

Si consideramos el hecho de que EE. UU. está vacunando rápidamente a la población, esto será un detonante importante para el resto del mundo. No hay duda de ello.

Los países de América Latina están avanzando más lentamente en términos de vacunación, pero están avanzando. Según el Johns Hopkins Coronavirus Resource Center , Brasil (sí, Brasil) ha aplicado 30,8 millones de vacunas de primera inyección, México (sí, México) 12,2 millones, Chile 12,2 millones, Argentina 5,6 millones y Colombia 3,2 millones, por mencionar los primeros 5. Esperemos lo mejor.

¿Qué piensas?

Fuente: http://www.wattagnet.com

¿Se prohibirá la venta de foie gras en Reino Unido?

¿Se prohibirá la venta de foie gras en Reino Unido?

No se puede producir foie gras en el Reino Unido, pero se puede comprar, aunque quizás no por mucho más tiempo.

La especulación de la prensa a principios de esta semana de que la venta del producto podría estar prohibida llevó al Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA) del país a emitir una respuesta ligeramente ambigua, pero es probable que el producto esté desapareciendo de los estantes de las tiendas y los menús de los restaurantes. pronto.

DEFRA ha declarado que ahora que el Reino Unido ha abandonado la Unión Europea, el gobierno está estudiando nuevas restricciones que abordan las preocupaciones en torno a la producción de foie gras, y agregó que la producción de patos o gansos que utilizan alimentación forzada inquietan seriamente.

Emociones elevadas

El foie gras tiende a generar fuertes emociones en el Reino Unido, con posiciones a favor y posiciones en contra. El Reino Unido prohibió su producción a través de la Ley de Bienestar Animal de 2006.

La marea parece ir en contra del producto en el Reino Unido El supermercado de lujo en el centro de Londres Fortnum & Mason anunció el mes pasado que eliminaría gradualmente la venta del mismo. La tienda había sido el objetivo de una campaña de diez años para persuadirla de que dejara de vender foie gras.

Me encontré en este supermercado hace unos años en el mismo momento en que tuvo lugar una protesta por el foie gras.

Con abundantes pancartas y voces alzadas, los manifestantes marcharon pacíficamente por la tienda antes de salir a la calle. ¡Una protesta civilizada si alguna vez hubo una!

Lo que fue decepcionante, sin embargo, fue que, al hablar con uno de los manifestantes, sus puntos de vista no solo sobre la producción de foie gras, sino también sobre la producción avícola en general, estaban tan mal informados que realmente me pregunté si estaba en la manifestación correcta.

Y parecería haber ignorancia por todos lados. Un chef de un restaurante londinense con estrella Michelin que argumentaba a favor del producto dijo a la prensa que si el gobierno estaba preocupado por la crueldad hacia los animales, debería prohibir el «pollo en batería». Exactamente lo que quería decir que no estoy seguro, pero las jaulas en batería para gallinas ponedoras no se han utilizado en la Unión Europea o el Reino Unido el 1 de enero, de 2012.

Si bien varios países y empresas han dejado de producir foie gras, hay otros que han experimentado un aumento de la producción. Si la venta del producto está prohibida en el Reino Unido, ¿conducirá simplemente a un mercado negro en el que los turistas lo lleven de contrabando en sus maletas o intenten enviarlo a través de webs minoristas?

California, por ejemplo, prohibió el foie gras en 2004, sin embargo, las restricciones sobre el producto han sido complicadas. Durante un tiempo, el producto pudo venderse en California, pero no producirse. Un fallo reciente ha argumentado que si bien el producto ya no se puede vender en el estado, puede ser propiedad y, por lo tanto, cualquiera que desee consumirlo podría simplemente visitar otro estado y traerlo de vuelta.

Fuente: http://www.wattagnet.com

¿Romperte una pierna? Podría pasarte si no comes carne

¿Romperte una pierna? Podría pasarte si no comes carne
.

Un estudio del Reino Unido muestra que los veganos y los vegetarianos pueden tener un mayor riesgo de fracturas óseas

Si bien a los defensores de las dietas veganas y vegetarianas les gusta promoverlas como más saludables que las dietas que incluyen carne, un estudio en el Reino Unido indica que los consumidores de carne generalmente tienen una mejor salud ósea.

Recientemente he leido estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford y la Universidad de Bristol, que analizó datos de aproximadamente 54.898 residentes del Reino Unido. La investigación mostró que, en comparación con las personas que comían carne, los veganos con una menor ingesta de calcio y proteínas tenían un 43% más de riesgo de fracturas óseas en cualquier parte del cuerpo.

El estudio también mostró que los vegetarianos y pescetarios (personas que comen pescado pero no carne) tenían un mayor riesgo de fracturas de cadera en comparación con aquellos que comen otras carnes, aunque el riesgo de fracturas se redujo en parte una vez que el índice de masa corporal (IMC), el calcio de la dieta y la ingesta de proteínas se tuvieron en cuenta.

El estudio fue publicado en la revista de acceso abierto BMC Medicine.

También se señaló en la investigación que, además de un mayor riesgo de fracturas de cadera en veganos, vegetarianos y pescetarios que los consumidores de carne, los veganos también tenían un mayor riesgo de fracturas de piernas y otras fracturas principales. Los autores no observaron diferencias significativas en los riesgos entre los grupos de dieta para las fracturas de brazo, muñeca o tobillo una vez que se tuvo en cuenta el IMC.

De las 54.898 personas incluidas en la encuesta, 29.380 comían carne, 8.037 comían pescado pero no carne, 15.499 eran vegetarianos y 1.982 eran veganos cuando fueron reclutados. Sus hábitos alimenticios se evaluaron inicialmente en el momento del reclutamiento, y nuevamente en 2010. Los participantes fueron seguidos de manera continua durante 18 años por término medio, hasta 2016 por la aparición de fracturas. Durante el tiempo del estudio, se produjeron 3.941 fracturas en total, incluidas 566 de brazo, 889 de muñeca, 945 de cadera, 366 de pierna, 520 de tobillo y 467 fracturas en otros sitios principales, definidos como clavícula, costillas y vértebras.

“Este es el primer estudio integral sobre los riesgos de fracturas tanto totales como específicas del sitio en personas de diferentes grupos de dietas. Descubrimos que los veganos tenían un mayor riesgo de fracturas totales, lo que resultó en cerca de 20 casos más por cada 1000 personas durante un período de 10 años en comparación con las personas que comían carne. Las mayores diferencias fueron para las fracturas de cadera, donde el riesgo en los veganos era 2,3 veces mayor que en las personas que comían carne, lo que equivale a 15 casos más por cada 1000 personas durante 10 años ”, dijo la Dra. Tammy Tong, epidemióloga nutricional del Departamento de Nuffield de Population Health, Universidad de Oxford, y autora principal del estudio.

Se señaló que en este estudio en particular, había más mujeres que hombres, por lo que podrían ser necesarios estudios adicionales para obtener una imagen clara de los riesgos de no comer carne. También señaló que si se realizara un estudio similar fuera de Europa, los resultados podrían ser diferentes.

Y yo pienso: ¿Quién quiere un hueso fracturado? ¿Por qué arriesgarse?

Fuente: http://www.wattagnet.com

Nutriscore o el semáforo de la polémica

En el primer cuatrimestre del presente año 2021, está previsto implementar en España el modelo de etiquetado NUTRISCORE, que ya es utilizado, por ejemplo, en Francia.

Se trata de un muy visible etiquetado frontal que pretende poner de manifiesto el perfil nutricional global de una serie de productos. Para ello hace uso de un gráfico (como se especifica, a modo de semáforo) recurriendo a cinco colores (del verde oscuro al rojo) y a cinco letras mayúsculas (A, B, C, D y E):

Nutriscore o el semáforo de la polémica - Image 1

No obstante, este sistema no está exento de críticas, algunas de las cuales deseo poner de manifiesto en los párrafos que siguen, porque me parecen importantes para los consumidores.

La primera crítica al sistema NUTRISCORE se fundamenta en que, en principio, este sistema de etiquetado implica inicial y exclusivamente a los productos procesados y envasados.

Por esta razón, tal y como ya ha denunciado la OCU, quedarían fuera del mismo toda una serie de importantes productos, desde la perspectiva del consumo y del consumidor, tales como, por ejemplo, los productos frescos (carnes, pescados, frutas verduras, etc.), los productos con un solo ingrediente y que no estén procesados (miel o aceite de oliva virgen, no procesado, etc.), bebidas alcohólicas, alimentos que se venden en envases pequeños, menos de 25 cm (barritas de cereales, chocolatinas, etc.), los platos preparados, etc.

La segunda crítica al sistema NUTRISCORE nace del algoritmo de cálculo en que se fundamenta. El mismo se basa en el cálculo de la cantidad de energía de ciertos nutrientes por 100 gramos o por 100 mililitros, amén del porcentaje de presencia de ciertos alimentos; pero no se tiene en cuenta, como ya ha puesto también de manifiesto la Federación Española de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), un binomio muy importante: la cantidad y la frecuencia con que un producto así etiquetado es consumido.

Una tercera crítica al sistema se fundamenta en que el mismo realmente no valora la cantidad de nutrientes en su conjunto (que es un aspecto absolutamente fundamental), sino sólo de ciertos ingredientes y por separado.

Una cuarta crítica nace del hecho de que NUTRISCORE no  mide las necesidades concretas de determinados grupos de población con carencias nutricionales.

Una quinta crítica está en la  ambigüedadde este etiquetado frontal unida, en ocasiones, a su imprecisión y/o inadecuación real. Así, por ejemplo, es el caso  de las patatas pre – fritas, peladas, cortadas y congeladas que vienen en bolsa listas para freír, que tienen una excelente clasificación A, pero no se ha tenido en cuenta aquí que deben ser fritas para poder ser consumidas, con lo cual perderían esa buena valoración. Por otra parte está el caso de  los yogures con sabor a fruta y azucarados, que están clasificados con la letra B, al igual que algunos cereales azucarados para los desayunos infantiles o los anacardos ponderados con la letra C igual que los frutos secos fritos.

Por otra parte, el sistema, cuya visibilidad por parte del consumidor, como ya se ha indicado, está fuera de toda duda, tampoco considera el grado ni la naturaleza del procesamiento de los alimentos, ni tampoco la procedencia y la calidad de la proteína de los mismos.

Paralelamente, y este es un tema clave para los alimentos de origen animal, aunque no exclusivamente, no hace diferenciación alguna en lo que se refiere a la calidad y a la cantidad de la grasa que lleva un alimento (hablamos de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados) y tampoco tiene en cuenta el importante papel que juegan los compuestos bioactivos (con una gran trascendencia fisiológica)  ni valora ni cuantifica la presencia de vitaminas y de minerales.

En definitiva y aquí es a donde quería llegar y la razón de esta nota; este sistema de etiquetado “semáforo” puede llevar al “consumidor tipo” a cometer una serie de importantes errores si fundamenta únicamente en el sistema de clasificación NUTRISCORE la elección de los alimentos a consumir.

Lo que sí es cierto, al menos en mi opinión, es que este sistema de etiquetado puede ser una primera referencia útil, pero no definitiva ni mucho menos, a la hora de realizar el llenado de la bolsa de la compra.

Una vez más, “no hay que confundir la gimnasia con la magnesia”.

Fuente: http://www.engormix.com

5 aspectos que van a impactar la avicultura en el futuro

5 aspectos que van a impactar la avicultura en el futuro

Desde innovaciones en producción de precisión al consumo de proteínas alternativas, son temas que alterarán la industria en los próximos cinco años.

Parecería difícil, pero incluso en una industria bien desarrollada, como lo es la avícola, aún es factible dar pasos adelante para mejorar. Para ello, es preciso entender las tendencias del mercado en cada región.

“Existe una clara necesidad de desarrollar productos avícolas de alta calidad para cubrir la demanda de mercados específicos, incluso bajo condiciones retadoras”, dijo el Dr. Ruud Eits, director global avícola de Trouw Nutrition, en una entrevista. “Es en este tipo de cosas en las que debemos innovar”.

Nutrición y producción de precisión

Hay nuevas maneras de ver la nutrición que son innovadoras, como el split feeding (alimentación dividida), en las que en lugar de dar una sola dieta en todo el día a las ponedoras o reproductoras se administra una dieta en la mañana y una diferente en la tarde o noche, que difieren en energía, aminoácidos y fósforo.

En la esencia de la nutrición de precisión está el que se conozcan las necesidades nutritivas particulares de las aves en ciertas fases de la producción, así como conocer muy bien las materias primas con las que se fabrica el alimento. Estos dos aspectos cruzan información. Es decir, la fisiología de la gallina es diferente en la mañana, en la tarde o en la noche, así como también sus necesidades. “Se trata de no apuntar hacia los promedios, sino en lo que se requiere en cada fase”, dijo Eits.

Los cambios relativamente pequeños en nutrición se pagan solos con creces, desde el punto de vista financiero y de desempeño, además de que hay una menor eliminación de nitrógeno en el ambiente, según Eits.

Este tipo de nutrición de precisión encaja perfectamente con el concepto de producción de precisión, en el que se incluyen diferentes sensores y mediciones de la producción. El monitoreo digital nos permite obtener más datos, a los que se debe dar seguimiento. Con estas mediciones vemos cómo se desempeña la producción en tiempo real, aunque apenas estamos en los inicios de esta tecnología.

Otro elemento que encaja en este concepto es el uso de modelos para ver cómo se desempeñan las aves, cómo responderán a las dietas en diferentes condiciones. “Podemos utilizar toda la información de investigación y resumirla en modelos para aplicarlos en la producción”, añadió Eits. De esta manera, se desarrollan soluciones adaptadas a la medida del productor. Para ello, se debe tener en cuenta el precio de la carne, así como el costo de las materias primas

Tecnología NIR

La tecnología NIR (Espectroscopía del Infrarrojo Cercano) tradicionalmente se ha usado en la evaluación de materias primas. “Podemos usarla para otras cosas, por ejemplo, para evaluar la estructura del alimento balanceado y así poder influir de manera positiva en el desarrollo de la molleja”, dijo. En la actualidad, esta tecnología ha encontrado usos más amplios dentro de la avicultura.

El NIR también se puede usar en el escaneo de huevos fértiles para ver su desarrollo —sobre todo en las etapas iniciales— y saber si va a haber algún problema posterior. “De esta manera, se puede intervenir anticipadamente en lugar de esperar a que sea demasiado tarde”.

La tecnología NIR todavía tiene posibilidades aún no explotadas que podemos utilizar. Por ejemplo, el uso de escáneres móviles —en lugar de los fijos— que ya se usan para hacer análisis rápidos. Una vez escaneadas las materias primas, se envían los datos a través de una aplicación donde se puede ver el resultado.

Micotoxinas

Otro aspecto importante es el control de las micotoxinas. “Cada vez avanzamos más en hacer análisis rápidos de micotoxinas, así que, en lugar de ir a un laboratorio y gastar en análisis más costosos, los análisis rápidos se han vuelto cada vez más precisos y exactos”. Esta es un área en la que se trabaja, ya que es un riesgo sustancial para el productor.

Lo evidente: carnes alternativas

Las carnes alternativas van a impactar nuestra industria, aunque nadie sabe cuán rápido ni hasta dónde. Aún constituyen una parte muy pequeña del mercado, pero va en crecimiento y la tecnología va mejorando. “Debemos observar principalmente a los consumidores que están bien informados, consumidores jóvenes que puedan adoptarla de manera más rápida de lo que creemos”, señaló Eits. No debemos ser como los avestruces.

Hay grandes empresas que han hecho inversiones o que se han asociado con otras, como las de comida rápida. En general, “es una cuestión de imagen, pues si vamos más a los hechos, aún tienen que recorrer un gran camino hasta que sea una mejor opción que la proteína animal. Estamos completamente convencidos de que el sector de proteína animal es muy eficiente y es más saludable, además de proveer nutrientes y sabor”.

Algo interesante es que la gente que cambia a este tipo de carnes alternativas son los que consumen pollo, más que los que consumen carne de res o de cerdo. “Esto es un poco contradictorio, puesto que se van contra la carne que es más eficiente”, según Eits.

Cambio climático

En la producción avícola, “tenemos una gran historia que contar, incluso más que otras proteínas animales, porque hemos hecho tremendos mejoramientos en eficiencia”. Si se quiere ser eficiente y evitar la producción de dióxido de carbono, la carne de pollo es la que tiene el mejor registro.

“No le contamos a la gente nuestra historia lo suficientemente bien, incluso a los jóvenes. Debemos hablar de hechos reales, no de emociones”, agregó.

Fuente: http://www.industriaavicola.net

Encuesta: la industria avícola espera que los efectos del COVID-19 continuen

La industria avicola espera que los efectos del COVID 19 continuen

Los productores de aves de corral esperan enfrentar las consecuencias del COVID-19 durante, al menos, otros seis meses, según una nueva encuesta.

En el tercer trimestre de 2020, la mayoría de los encuestados del índice de confianza avícola WATT / Rennier dijeron que vaticinaban que el COVID-19 afecte sus operaciones hasta la primavera de 2021 o finales de 2021.

Como parte de la encuesta trimestral, WATT Global Media está haciendo preguntas adicionales sobre el estado de la industria avícola, así como las tendencias, tecnologías y desafíos emergentes. Este post refleja los resultados de las preguntas complementarias incluidas en la encuesta del tercer trimestre realizada en agosto de 2020.

Continúa el brote de COVID-19

Casi seis meses después de que comenzara el brote en los Estados Unidos, la pandemia de COVID-19 continúa definiendo la vida diaria. Después de cierres temporales, los estados y las ciudades reabrieron durante el verano, pero continúan apareciendo nuevas infecciones.

Algunas características de la vida estadounidense están regresando, pero con severas restricciones. Con el nuevo año escolar comenzando a fines de agosto y principios de septiembre, algunos estudiantes regresan a clase mientras que otros se quedan en casa. El tiempo que durarán las clases presenciales sigue siendo cuestionable ya que los estudiantes contraen el virus y algunas escuelas y universidades deciden suspender el aprendizaje en persona. Los deportes organizados están regresando sin público o con un número estrictamente limitado de aficionados. Los restaurantes y bares están reabriendo, pero con límites de asistencia y uso obligatorio de mascarilla.  

Se han logrado algunos avances en vacunas y tratamientos para el nuevo coronavirus, pero parece que la pandemia está lejos de terminar tanto en los EE. UU. como en el resto del mundo.

Preguntamos: “¿Sus operaciones de procesamiento, criadero, transporte en vivo, fábrica de alimentos o vacunación en el campo han realizado alguna de las siguientes operaciones en respuesta al COVID-19? (Por favor marque todos los que apliquen)» 

  • El 90% respondió: «Se requiere equipo de protección personal adicional para los trabajadores».
  • El 81% respondió: «Se agregó una práctica adicional de distanciamiento social al escalonar los descansos y sacar a los trabajadores para los descansos».
  • El 81% respondió: «Se agregaron mensajes escritos adicionales (carteles, tableros de mensajes, etc.) sobre la prevención de COVID».
  • El 80% respondió: «Prácticas elevadas de saneamiento dentro y alrededor de la planta».
  • El 63% respondió: «Se agregaron programas de capacitación de trabajadores adicionales para la prevención de COVID-19».
  • El 56% respondió: «Se agregaron barreras entre los trabajadores en las líneas de procesamiento».
  • El 19% respondió: «Velocidades de línea más lentas».

Preguntamos: «¿Cómo ha afectado COVID-19 su capacidad para dotar de personal a su operación?»

  • El 64% respondió: “Dotar de personal a mi operación es más desafiante que antes de marzo de 2020.
  • El 33% respondió: «Mis niveles de personal son los mismos que antes de marzo de 2020».
  • El 3% respondió: «Dotar de personal a mi operación es menos desafiante que antes de marzo de 2020».

Preguntamos: «¿Cuánto tiempo espera que COVID-19 afecte sus operaciones?»

  • El 30% respondió: «Hasta finales de 2021».
  • El 25% respondió: «Hasta finales de la primavera de 2021».
  • El 16% respondió: «Hasta finales de 2020».
  • El 9% respondió: «Hasta finales del invierno de 2020».
  • El 8% respondió: «COVID-19 no está afectando significativamente mi negocio».
  • El 5% respondió: «Dentro de dos años o más».
  • El 4% respondió: «Para siempre».
  • El 2% respondió: «Hasta finales del otoño de 2020».

Puede leer el informe completo  pandemia de coronavirus / COVID-19 .

Fuente: http://www.wattagnet.com

6 oportunidades de COVID-19 para la industria avícola

6 oportunidades de COVID-19 para la industria avícola

Han surgido algunas cosas positivas en medio de la incertidumbre pandémica que nos afecta. No perdamos el hábito de ver «el vaso medio lleno» con estos sorbos

A pesar de la crisis internacional provocada por la pandemia de COVID-19, la industria avícola podría ver algunas oportunidades. Estos incluyen:

1.Giro hacia la virtualidad

La necesidad de limitar al máximo la interacción física, las reuniones e incluso las aglomeraciones de nuestros eventos internos y externos nos presenta el reto de reforzar realmente las herramientas virtuales de comunicación, promoción y venta. El tema va más allá del soporte tecnológico; son las personas con responsabilidades específicas. Se necesitan tiempos de respuesta adecuados e innovación en el uso de herramientas.

2. Canales alternativos

El servicio de entrega a domicilio en la distribución de carne y huevos de pollo para los compradores finales – que se estaba implementando de manera incipiente dentro de las empresas avícolas – ahora tiene el momento clave para demostrar su valía y crecer. Las antiguas líneas telefónicas fijas deben recuperarse para reducir la presión sobre la red virtual.

3. Teletrabajo

Muchas organizaciones, incluidas algunas empresas avícolas, se muestran reticentes a implementar mecanismos alternativos como el teletrabajo (trabajar de forma remota) en algunos de sus procesos. Las exigencias de la contingencia actual darán a cada empresa muchos inputs futuros en este sentido.

4. Es hora de promover los productos avícolas

La «compra de pánico» refuerza el gran posicionamiento de los huevos y el pollo en la mente de los consumidores como alimentos básicos, incluso como ingredientes para recetas que buscan estimular el sistema inmunológico (lo cual es cierto). En los supermercados, ambos desaparecerían en minutos, recogiendo algunos cortes más rápido que otros (por ejemplo, las pechugas de pollo, que están incluidas en muchas recetas y lo están desde hace mucho tiempo).

5. Solidaridad empresarial

No está de más idear algunas opciones de relevo y servicios especiales para el canal HoReCa que, como parte del sector turístico y de servicios, lo está pasando muy mal y es uno de los mejores clientes de la industria. Pero, además de eso, cabe destacar que podemos aportar nuestra experiencia en bioseguridad. Algunos avicultores en España lo han entendido y han puesto su personal técnico y equipamiento a disposición de las autoridades sanitarias sin coste alguno para tareas como rociadores o limpieza específica de zonas públicas, en su caso.

6. Más formalización y asociatividad

Finalmente, esta grave crisis exige que nos unamos más que nunca como industria en cada país y refuercemos la necesidad de formalizar cada vez más la agroindustria. Una de las coyunturas ideales para esto es en los relevos generales anunciados que cada gobierno está ideando para evitar una debacle económica y la protección del empleo. Se deben solicitar a las autoridades criterios de preferencia para el empresario organizado y sumiso, así como la canalización de ayudas con la asistencia de las asociaciones ya constituidas.

Fuente: wattagnet.com

La vacunación de los trabajadores del sector avícola es una prioridad

La vacunación de los trabajadores del procesamiento avícola es una prioridad

Ahora que la vacunación contra COVID-19 parece que llegará pronto, además del personal de salud y los ancianos, se debe priorizar a los trabajadores de empaque cárnico

Los gobiernos parecen aturdidos por la pandemia, en el sentido de que después de nueve meses, aún no es posible una gran cantidad de procedimientos administrativos. Las oficinas gubernamentales de muchos países permanecen cerradas. Creo que no se han dado cuenta de que hay mascarillas, teletrabajo, gel alcohólico, pantallas acrílicas transparentes para servir al público, distanciamiento social, pediluvios y un sinfín de medidas que ya están en marcha en muchas regiones.

Simplemente no se han adaptado. Resiliencia cero.

Sin embargo, la industria de procesamiento de carne, incluida la industria de procesamiento de aves, realizó una serie de cambios inmediatos para proteger a los trabajadores y, sobre todo, no interrumpir la cadena de suministro. Los trabajadores han estado en primera línea de suministro de carne.

Es por eso que el Instituto de la Carne de América del Norte (NAMI) acaba de emitir una carta instando a las autoridades estadounidenses a considerar a los trabajadores de las plantas empacadoras de carne como una prioridad en el proceso de vacunación contra COVID-19. Esto, por supuesto, no resta valor a la prioridad de quienes trabajan en el sector de la salud y de las personas mayores en residencias de ancianos.

Me gustaría enfatizar que en estos meses se ha intentado culpar a la industria avícola por su alta concentración de personal y por el hecho de que hubo algunos brotes de enfermedades. La industria respondió sin una palabra de queja. Las adaptaciones se realizaron de inmediato, demostrando una gran capacidad de recuperación. Y, como dice el comunicado de prensa de NAMI, «la cadena de suministro permanece intacta».

Esta capacidad de recuperación demostrada por los nuevos equipos y adaptaciones de las instalaciones, el equipo de protección personal, los sistemas de ventilación mejorados, los programas y protocolos de desinfección, una multitud de pruebas y una titánica tarea de entrenamiento han mantenido a raya al COVID-19 en las plantas cárnicas, mientras que las cifras generalmente afectan a prácticamente todos los países .

Doy la bienvenida a la iniciativa NAMI, que no solo da prioridad a sus trabajadores, verdaderos héroes covidianos, sino que reconoce implícitamente el trabajo realizado por la industria cárnica y avícola.

Por lo tanto, es posible que aún no pueda obtener un certificado de nacimiento o un pasaporte, pero podrá comer pollo.

¿Qué piensas?

Fuente: http://www.wattagnet.com

Beneficios de los bioactivos del olivo en la salud intestinal

Beneficios de los bioactivos del olivo en la salud intestinal

Para un óptimo rendimiento y bienestar de los animales, es fundamental mantener la salud intestinal. Los bioactivos del olivo podrían considerarse una interesante herramienta para luchar contra los trastornos intestinales derivados de situaciones estresantes en la avicultura.

Las aceitunas y el aceite de oliva son parte esencial de la dieta mediterránea y están asociados a grandes efectos beneficiosos sobre la salud, especialmente por ser fuente de grandes cantidades de valiosos ácidos grasos monoinsaturados, aunque una gran mayoría de los beneficios descritos se atribuyen principalmente a la presencia de otros compuestos bioactivos menores, incluidos flavonoles, polifenoles (es decir, hidroxitirosol), secoiridoides (es decir, oleuropeína), tocoferoles y triterpenos (es decir, ácido oleanólico, ácido maslínico) entre otros. Las actividades biológicas relacionadas con ellos incluyen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas, antiaterógenas y antitumorales. El tremendo potencial de estos compuestos bioactivos ha ampliado inevitablemente la investigación en torno a la generación de extractos de aceituna ricos en bioactivos y los beneficios de su uso en diferentes campos.

Desafíos en la producción de pollos de engorde

Durante el ciclo de producción corto pero intensivo de pollos de engorde, los animales se someten a múltiples desafíos, que incluyen cambios en la dieta, exposición a patógenos y alta densidad, etc. El proceso de adaptación a estas situaciones estresantes implica una respuesta inflamatoria subclínica que, si no se resuelve adecuadamente, puede volverse crónica. Este estado de inflamación crónica subclínica afecta la función y la salud gastrointestinal (Figura 1), provocando una menor absorción de nutrientes y el consiguiente gasto energético derivado de la activación del sistema inmunológico. El metabolismo no apareado tiene un impacto negativo directo en el rendimiento animal, con las pérdidas económicas asociadas. Recientemente, estos problemas se ocultaron con el uso de antibióticos promotores del crecimiento (AGP), pero después de su prohibición en 2006 volvieron a surgir, y todavía es necesario encontrar alternativas rentables.

Figura 1 – Función gastrointestinal en intestinos sanos y dañados..

¿Cómo estudiar la salud intestinal en las aves de corral?

Existen diferentes biomarcadores para monitorear la salud intestinal en aves de corral; cada uno está proporcionando información específica y, por tanto, son complementarios. Varios autores revisaron los biomarcadores más apropiados para evaluar la salud intestinal en aves de corral, clasificándolos según el objetivo de estudio: integridad intestinal (componentes de unión estrecha, histología -longitud de las vellosidades y profundidad de las criptas-, resistencia eléctrica transepitelial- TEER), marcadores de permeabilidad intestinal (es decir, manitol y lactulosa, para transporte transcelular y paracelular, respectivamente) y estado inmunológico (citocinas, proteínas de fase aguda, etc.). Desafortunadamente, la mayoría de los biomarcadores actuales requieren un muestreo invasivo y análisis de laboratorio específicos (ELISA, RT-qPCR, HPLC, etc.) que limitan su uso en el campo de la investigación. Sin embargo, en la actualidad se han publicado diferentes informes sobre el desarrollo de técnicas rápidas y no invasivas que podrían aplicarse directamente en la finca; con los más prometedores basados ​​en la detección de moléculas que terminan en las excretas y la basura.

En resumen, el análisis de varios marcadores es obligatorio a la hora de evaluar la eficacia de un aditivo alimentario centrado en la salud intestinal, con el fin de comprender en profundidad su modo de acción, que suele ser bastante complejo.

Figura 2A – Efecto de las dietas experimentales (CON-control, MON-monensina y bioactivos OB-oliva) sobre el rendimiento de los pollos de engorde.

Uso de bioactivos del olivo en aves de corral

Varios estudios han evaluado los efectos de mezclas estandarizadas de bioactivos del olivo en aves de corral, con especial énfasis en la salud intestinal. Los animales que recibieron bioactivos de olivo en sus alimentos mostraron resultados positivos en el rendimiento frente al grupo de control (pollos de engorde – Figura 2A y pavos – Figura 2B), especialmente en situaciones desafiantes. Por lo tanto, para comprender mejor el modo de acción de esta familia de productos, se han medido varios biomarcadores (in vitro e in vivo) para tener una visión más amplia de sus efectos biológicos en el animal, con especial énfasis en la función intestinal y el estado inflamatorio del animal.

Figura 2B – Efecto de las dietas experimentales (CON-control y OB-bioactivos de oliva) sobre el rendimiento de los pavos.

Los estudios celulares preliminares demostraron la actividad potencial de estos bioactivos de oliva para reducir el estrés oxidativo (aumento de la expresión de los genes de catalasa y glutatión en las células IPEC-J2), reducir la inflamación (prevenir la sobreexpresión de los genes de IL-1β e iNOS en las células Raw 264.7) y mejorar la integridad intestinal (mejoría) TEER y expresión génica de uniones estrechas reguladas positivamente en células IPEC-J2). En estos ensayos, las células se desafiaron inmunológicamente con LPS y los datos mostraron la prevención de las consecuencias negativas derivadas del desafío con LPS después de la preincubación con bioactivos de la oliva.

Para explorar el modo de acción de una formulación específica basada en bioactivos del olivo en dietas de pollos de engorde y sus posibles beneficios, Lucta y sus colaboradores realizaron diferentes ensayos in vivo. En un primer ensayo, las aves suplementadas con bioactivos del olivo mejoraron el crecimiento animal como resultado de su efecto inmunomodulador a nivel intestinal. Además, estos resultados no fueron diferentes a los obtenidos con el control positivo con monensina (Figura 3).

Figura 3 – Efecto de dietas experimentales (MON-monensina y bioactivos OB-oliva) sobre la expresión de genes seleccionados en el íleon.

La misma formulación de bioactivos de aceituna se evaluó nuevamente en un modelo inflamatorio intestinal in vivo basado en la restricción de alimento. Después de un breve período de restricción alimentaria, los pollos de engorde mostraron una pérdida de integridad intestinal, como lo demuestra una disminución en la expresión génica de Claudin-1, una menor proporción longitud de vellosidades / profundidad de las criptas y una mayor proporción sérica de lactulosa / manitol. Además, el desafío aumentó la inflamación intestinal según lo sugerido por la regulación positiva de la expresión génica de la citoquina proinflamatoria IL-8 y el Receptor 4 Toll-Like en el íleon. La suplementación con bioactivos de la aceituna en la dieta fue capaz de prevenir algunos de estos efectos negativos, resultando en una mejor funcionalidad intestinal (mayor concentración sérica de manitol y menor profundidad de la cripta duodenal), una modulación del sistema inmunológico (mayor expresión génica del B- marcador celular Bu-1) y una inflamación local atenuada (disminución de la expresión génica de IL-8).

Herramienta prometedora

El uso de formulaciones específicas de compuestos bioactivos de la aceituna en las dietas de pollos de engorde puede considerarse una herramienta prometedora para hacer frente a situaciones desafiantes asociadas a nuestros sistemas de producción avícola gracias al impulso de las actividades antioxidantes, antiinflamatorias e inmunomoduladoras en los pollos de engorde para estabilizar su condición fisiológica y apoyar el bienestar animal.

Fuente: http://www.allaboutfeed.net

Cómo el COVID-19 transformará la industria avícola

Cómo COVID-19 transformará la industria avícola

Los productores de aves de corral se están enfrentando con éxito los desafíos del COVID-19, pero la industria que surgirá después de la pandemia será muy diferente a la que conocemos hoy.

¿Está la industria avícola ahora en una apertura hacia un mundo diferente? Bien puede ser, según Paul Aho, presidente de la consultora Poultry Perspective, y lo que se encuentra al otro lado de esa apertura será un mundo muy diferente al que conocen los productores de hoy.

El ritmo rápido impuesto por COVID-19 significa que los cambios que, en circunstancias normales podrían haber tardado una década en ocurrir, ahora se implementarán en solo un par de años. La COVID-19 está adelantando la industria hacia 2030.

En una ponencia en la Cumbre Virtual PoultryTech, organizada por WATT Global Media, Aho señaló que se están produciendo cambios en varios niveles, ya sea en la evolución de los hábitos de los consumidores, las prácticas laborales revisadas o los patrones cambiantes del comercio. La industria avícola que surgirá cuando la pandemia de COVID-19 esté bajo control será, en muchos casos, más ágil, eficiente y segura.

Aho continuó diciendo que es probable que el regreso a cualquier grado de normalidad aún esté un poco lejos y que no surja hasta 2022-2023 e, incluso entonces, todavía habrá olas y brotes de coronavirus que causen interrupciones significativas. Mirando a más largo plazo, advirtió que otras enfermedades, tanto humanas como animales, serán las ocurrencias más comunes.

Transformación dentro y fuera

Entonces, ¿cómo se está adaptando el mercado avícola y qué se puede esperar cuando la pandemia está más controlada?

Se puede esperar que continúe el cambio de comportamiento del consumidor. Este año ha visto un aumento en la alimentación en casa y, hasta cierto punto, se puede esperar que esto continúe incluso cuando entremos en la nueva normalidad.

Según Richard Kottmeyer, director gerente de FTI Consultancy, cuando, eventualmente, regresemos a un grado de normalidad, muchos restaurantes simplemente habrán desaparecido, incapaces de resistir las medidas de control de enfermedades.

Quedarán las cadenas y restaurantes de servicio rápido, y se espera que estos últimos sean los ganadores inmediatos debido a su oferta para llevar.

Una preocupación constante y creciente para los consumidores será la trazabilidad y esta tenderá a favorecer a las cadenas de restaurantes. Es probable que ganen a los independientes debido a su escala. Esto no solo les da una ventaja financiera, su tamaño les permite desarrollar e implementar programas completos de trazabilidad de alimentos.

Desde el punto de vista de la producción, hay un movimiento cada vez mayor hacia la automatización, la digitalización. Las prácticas de producción “just in time” están dando paso a “just in case”, ayudando a contrarrestar la fragilidad de las cadenas de suministro que ha surgido en los últimos meses.

Para fortalecer aún más las cadenas de suministro, los productores buscarán proveedores alternativos y ya no querrán poner todos sus huevos en la misma cesta. La producción se optimizará cada vez más y se reducirán las plantillas.

Osler Desouzart, COE de OD Consulting, Market Planning & Strategy, señaló que los cambios que se implementaron rápidamente en la industria avícola brasileña salvaron el cierre de plantas. Ahora, continuó, todo el mundo habla de robótica, pero queda mucho trabajo por hacer.

Los cambios se están produciendo a diferentes ritmos según la escala y la ubicación de las empresas individuales. Gordon Butland, director de G&S Agriconsultant Co. Ltd., señaló que si bien las grandes empresas avícolas ya han adoptado nuevas tecnologías, ahora son las empresas de segundo nivel las que las adoptarán. Sin embargo, señaló, en gran parte del mundo, las empresas pequeñas o medianas todavía producen pollo y estos actores más pequeños simplemente no tendrán los recursos para implementar cambios tan grandes.

Si bien se espera que el COVID cause interrupciones durante al menos otros 12 meses más, se espera que la industria del pollo continúe creciendo, incluso aunque este año tenga un crecimiento cero. Es posible que las empresas estén mirando más a sus mercados nacionales, pero aún se espera que el comercio mundial absorba aproximadamente el 12% de la producción.

Se reducirá el número de empleados, aumentará la automatización y la combinación de productos puede cambiar y, como siempre, las demandas de los consumidores aumentarán, pero el rápido ritmo de cambio que se observa actualmente en la producción avícola en todo el mundo debería hacer que el sector avícola continúe satisfaciendo la creciente demanda proteína animal.

¿Habrá llegado a donde estaba previsto en 2030? Bien puede haberlo hecho.