Estas startups quieren alimentar a tu mascota con carne de laboratorio, proteína fermentada o gusanos: la próxima revolución foodtech

  • Categoría de la entrada:Noticias
Estas startups quieren alimentar a tu mascota con carne de laboratorio, proteína fermentada o gusanos: la próxima revolución foodtech

En un futuro no tan lejano, tu adorada mascota podría comer carne cultivada en laboratorio, una de las tendencias foodtech —en principio, para humanos— que han despegado en los últimos años en países como Singapur, Estados Unidos, Israel o Países Bajos. En 2020 se produjo un hito: la startup Eat Just obtuvo luz verde para vender sus nuggets in vitro en Singapur. 

Desde entonces han pasado muchas cosas. En 2021, la biotecnológica Future Meat abrió “la primera instalación de carne cultivada industrial del mundo”. El año pasado, GOOD Meat obtuvo la autorización en Estados Unidos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento de Agricultura (USDA) para vender en Estados Unidos su carne de pollo cultivada en laboratorio, siendo el chef español José Andrés el primero en servirla en su restaurante de Washington.

Por su parte, España acogerá la mayor fábrica de carne de laboratorio del mundo, a cargo del grupo brasileño JBS, accionista mayoritario desde el año pasado de la empresa donostiarra BioTech Foods, especializada en la producción de esta proteína alternativa. Según Reuters, el acuerdo incluye 41 millones destinados a dicha nueva planta de producción.

Las startups que quieren que tu mascota coma carne de laboratorio

Tu mascota podría ser la próxima diana de una nueva generación de startups de carne cultivada: este objetivo les permitiría llevar su producto al mercado más rápido, reducir los costes de crecimiento celular y requerir un nivel de regulación menos riguroso, según Just Food.

Bene Meat, la startup de comida cultivada para mascotas pionera en Europa

Una de las máximas exponentes del segmento es la europea Bene Meat, con sede en la República Checa, y que reveló el pasado noviembre de 2023 que se trataba de la primera compañía de la UE en incluir sus células cultivadas en el Registro Europeo de Materiales para Piensos. Desde 2020, la startup trabaja en el desarrollo y la tecnología de la producción de carne cultivada.

No se requiere aprobación para los alimentos para animales siempre que sean seguros y cumplan con las regulaciones existentes. Desde Bene Meat prometen un alimento «lleno de proteína animal pura y de alta calidad, sin necesidad de que muera un solo animal en su producción». 

Lo obtienen extrayendo células de animales vivos y cultivándolas en biorreactores, sin usar suero bovino fetal, un controvertido subproducto de la industria cárnica, ya que sí que implica sacrificio animal, y además resulta extremadamente caro.

«Bene Meat pretende ser una ventanilla única, por lo que tenemos nuestro propio medio y líneas celulares», explica Tomáš Kubeš, director de proyectos estratégicos de la empresa. Los principales escollos para el sector han sido el precio y la escalabilidad. La tecnología de esta startup permitiría un producto más ético y sostenible, permitiendo diversificar el suministro de proteínas.

La startup sueña con producir a diario varias toneladas métricas de carne cultivada. En el comienzo de este largo camino, espera abrir a finales de 2024 su primera planta de producción, a la vez que trabaja en un estudio a largo plazo que demuestre la seguridad de su carne cultivada. Su primer producto se centrará en gatos y perros pequeños, pasando luego a animales más grandes.

En este primer trimestre la empresa iniciará las pruebas de producción a pequeña escala.

“Existe un problema estructural al intentar crear algo parecido a la carne normal. Para la comida para mascotas no es necesario hacer eso. Viene en forma de carne procesada”, explica a Just Food Vendula Kucerova, jefa de estrategia de marketing y ventas de Bene Meat.

Cult Food Science, sentando la innovación con alianzas asiáticas

La canadiense Cult Food Science es otro de los actores más destacados en los alimentos alternativos para mascotas. Tal y como describe Vegconomist, ha colaborado con JellaTech en el desarrollo de colágeno sin animales y con Umami Bioworks en la marca de alimentos para mascotas Marina Cat.

Tal y como referencia Green Queen,Marina CatCombinará el pargo rojo oceánico cultivado en laboratorio de Umami y el ingrediente cultivado patentado de Cult, Bmmune, que es una mezcla de levadura nutricional e ingredientes fermentados.

El pasado agosto la startup también anunciaba asociación con la startup coreana de alimentos para mascotas Everything But: junto a ella Cult Food Science podrá suministrar pollo cultivado con células para las marcas sostenibles de alimentos para mascotas de la compañía —Noochies, Marina Cat e Indiana—.

BioCraft Pet Nutrition, al rico pollo de laboratorio

También destaca la startup BioCraft Pet Nutrition, que está creando una línea de pollo de laboratorio para mascotas obtenido a partir del cultivo de células madre. Anteriormente llamada Because Animals —y conocida por su ingrediente de carne de ratón cultivada— fue fundada en 2016 por Shannon Falconer para crear alimentos para mascotas sostenibles y sin sacrificio.

“Más del 25% del impacto ambiental de la ganadería se atribuye a la alimentación de las mascotas solo en Estados Unidos: si los gatos y los perros ocuparan su propio país, serían la quinta nación consumidora de carne del mundo”, argumenta BioCraft Pet Nutrition. Su pollo para gatos y perros podría cambiar las reglas del juego.

Según la empresa, el pollo se encuentra entre las especies convencionales preferidas por los fabricantes y consumidores de alimentos para mascotas como fuente de proteínas. Su producto patentado incluye todos los nutrientes que le hacen falta a los peludos: proteínas, vitaminas, grasas y aminoácidos necesarios, incluida la taurina. 

Además, en su producción se evitan contaminantes químicos y bacterianos, antibióticos, esteroides u hormonas típicas de la carne tradicional.

«Si bien la carne cultivada de ratón, la dieta ancestral del gato, sigue siendo nuestro enfoque principal para la comida para gatos, la nueva línea de células de pollo para gatos o perros es ideal para los fabricantes de alimentos para mascotas y, en última instancia, para los dueños de mascotas que se inclinan por ingredientes cárnicos más tradicionales», explica su director comercial a Vegconomist.

Bond Pet Foods, la primera proteína animal fermentada

Bond Pet Foods es pionera en proteínas cárnicas elaboradas mediante fermentación de precisión para la industria de alimentos para mascotas. Recientemente, se ha asociado con la marca para mascotas Hill’s, propiedad de Colgate-Palmolive, y según recoge Pet Food Industry, ha enviado en febrero las dos primeras toneladas métricas de la primera proteína animal fermentada.

Hill’s Pet Nutrition comenzará a formular con este ingrediente innovador productos de prueba pendientes de revisión regulatoria y evaluación de mercado. Además, ambas compañías anunciaron un segundo acuerdo de desarrollo conjunto para crear una proteína animal adicional para su uso potencial en los productos Hill’s.

Según Bond, su plataforma de fermentación de precisión es segura y está establecida, basándose en un proceso que existe desde hace más de medio siglo para producir toda clase de productos, desde enzimas —cuajo microbiano— para la fabricación de queso hasta vitamina B12.

La startup ha reimaginado la fermentación para producir de forma más eficiente proteínas como pollo, pavo y carne de res sin necesidad de criar ni procesar ganado. Según los datos que maneja la compañía, solamente en Estados Unidos, 74 millones de perros y 56 millones de gatos en los hogares consumen actualmente grandes cantidades de proteínas de origen animal. 

Un estudio publicado en PLOS One en 2017 revela que las mascotas representan hasta el 30% de las emisiones de dióxido de carbono asociadas con el consumo doméstico de carne. 

Ÿnsect quiere alimentar a tu perro con gusanos de la harina

La cosa no se queda ahí: la compañía Ÿnsect ha obtenido regulación aprobatoria en Estados Unidos para utilizar proteínas desgrasadas de Tenebrio molitor—denominado comúnmente gusano de la harina, y que emplean a nivel industrial startups españolas como Tebrio— en la nutrición para perros, sentando todo un precedente en el mercado. 

Se trata de la primera vez que un ingrediente de este tipo recibe la autorización de la Asociación Estadounidense de Oficiales de Control de Alimentos (AAFCO), uun hito que se produce tras dos años de revisión y sobre la base de un “expediente científico completo que incluía una prueba de seis meses que introdujo ingredientes derivados del gusano de la harina en la dieta de los perros”.

Los resultados de esta primera prueba avalaron los beneficios nutricionales y la seguridad del producto de Ÿnsect, que también encargó un estudio adicional a la Universidad de Urbana-Champaign de Illinois que avaló la alta calidad de esta proteína de gusano, similar a las usadas tradicionalmente como carne de res, cerdo y salmón.

El principal propósito de esta compañía coincide con el de otras startups de su nicho: reducir el impacto ambiental de los alimentos para mascotas mediante proteína alternativa. 

Los gusanos de la harina se crían a partir de subproductos agrícolas en regiones productoras de cereales y dice que su huella ambiental es mucho más baja: un kilo de su harina Sprÿng Protein70 emite la mitad de CO₂ que el equivalente de cordero o de soja, y 22 veces menos que la harina de vacuno. Y además, podría contribuir a solventar el problema de la obesidad en las mascotas.

Fuente: businessinsider.es