Noticias

Por qué cesó la producción sin jaula hace 50 años

Por qué cesó la producción sin jaulas hace 50 años

La producción de huevos «sin jaulas» se convirtió en confinamiento en producción «con jaulas» por varias razones, incluidas las humanitarias

Mi blog de la semana pasada sobre la producción tradicional de huevos y la producción de huevos sin jaulas provocó varias reacciones positivas. En esa ocasión pedí que me informaran sobre si alguna organización promovía los beneficios de la producción tradicional. Y ese fue el caso. Me contactó Ken Klippen, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Huevos de los Estados Unidos, quien me proporcionó varios conceptos interesantes.

Sujeto a un artículo completo más adelante, resumo aquí algunas ideas, basadas en más de 40 años de experiencia de Klippen en la producción de huevos y evidencia de investigadores. La pregunta es: ¿Por qué dejamos de producir huevos sin jaulas hace unos 50 años?

Hay varias razones para esto. Mencionaré solo algunos. ¿Alguien ha pensado en el orden jerárquico que establecen las gallinas? Cuando la población se limita a unas pocas aves, dentro de una jaula, se reduce el daño causado por el picoteo y la mortalidad. En los sistemas sin jaulas es muy diferente. Se trata de observar esto entre el sistema tradicional y los sistemas de corral.

En los sistemas sin jaulas, la rotura del hueso de la quilla es mayor debido a colisiones con perchas. Las gallinas libres tienen más problemas de parásitos externos, como la situación en Europa con los ácaros rojos. En términos de enfermedades, ha habido un resurgimiento de la coriza infecciosa en parvadas de traspatio o la presencia de enfermedad hepática irregular. Además, el acceso al mundo exterior los hace propensos a otras enfermedades.

¿Y la seguridad del producto? Los huevos sin jaulas pueden tener gusanos redondos, además de producir huevos más sucios, en detrimento de la salud pública.

Cabe mencionar la sostenibilidad, las emisiones de gases de efecto invernadero y el costo. ¿Se entiende por qué estamos produciendo con jaulas?

Entonces, no es tan humano dejar las gallinas sueltas allí, como se cree. Nadie en su sano juicio produce huevos en jaulas para molestar, para hacer sufrir a las gallinas, para oprimir una especie. Es una cuestión de rentabilidad, salud, ecología y producción de alimentos a un precio justo y asequible.

¿Qué piensas?

Benjamin Ruiz. http://www.wattagnet.com

La innovación requiere inspiración y colaboración

La innovación requiere inspiración y colaboración
Word cloud concept illustration of innovation creative

Una de las cosa que esta pandemia impredecible ha señalado claramente es que implementar nuevas tecnologías es ahora más importante que nunca. Piense en cuánto más devastadoras económicamente habrían sido las restricciones asociadas a la pandemia sin las tecnologías de la información y las comunicaciones, que se han desarrollado y adoptado ampliamente solo en la última década.

Sabemos que la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, pero también sabemos que, cuando se trata de nuevas tecnologías, no hay una única solución para todos. Por ejemplo, los robots y sensores desarrollados para plantas de automóviles no pueden simplemente enchufarse y usarse en instalaciones avícolas y granjas. Estas tecnologías requieren modificaciones y un mayor desarrollo antes de que puedan implementarse económicamente en las operaciones avícolas.

Encuentre e implemente nuevas tecnologías para sus operaciones al ser parte de la conversación al principio del proceso de desarrollo. El «Virtual Poultry Tech Summit» promueve la colaboración entre profesionales de la industria avícola, innovadores tecnológicos, investigadores, inversores y proveedores de tecnología establecidos con el objetivo final de acelerar el desarrollo y la adopción de nuevas tecnologías para beneficiar todos los aspectos de la cadena de suministro avícola.

Mejore las probabilidades de que la próxima generación de robots, probióticos, vacunas, herramientas de diagnóstico, agregación de datos e inteligencia artificial, sensores en la granja y sistemas de cadena de bloques mejoren el rendimiento y la rentabilidad de sus operaciones al unirse a nosotros en la Cumbre Tecnológica Virtual Avícola 2020. Colabore y ayude a dar forma al desarrollo de tecnologías que ayudarán a resolver los desafíos de hoy y de mañana.

Los invito a unirse a este encuentro internacional registrándose para unirse a nosotros del 20 al 22 de octubre. El Virtual Poultry Tech Summit presenta la presentación de emocionantes tecnologías en desarrollo, discusiones sobre tecnologías emergentes que están disponibles ahora para resolver los desafíos de la industria y paneles de expertos que discuten las tendencias que darán forma al futuro de la industria avícola.

http://www.wattagnet.com

Flujo del maíz de EE UU hacia la avicultura latinoamericana

Flujo del maíz de EE UU hacia la avicultura latinoamericana
Aunque EE. UU. valora el mercado latinoamericano y quiere recuperar su participación en él, hay que tomar en cuenta las elecciones en ese país y el corolario de la pandemia en la economía latinoamericana.

El Servicio Agrícola Exterior (FAS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó un informe sobre las exportaciones de maíz hacia Latinoamérica. Nada más y nada menos que el 25% de dichas transacciones comerciales se realizan principalmente con México, Colombia y Perú, además de otros países.

El mayor importador de maíz estadounidense en el mundo es México, mientras que Colombia y Perú constituyen mercados clave en Suramérica. Basta con leer los informes semanales del U.S. Grain Council (USGC) para percatarse de la importancia.

El aumento de estas importaciones ha sido resultado de la creciente demanda de proteína animal de una sociedad que parecía mejorar económicamente. También está la imposibilidad de estos países de producir lo que necesitan: políticas inadecuadas, falta de agua y tierras de cultivo, montañas, desiertos, falta de infraestructura y quizás muchas otras.

Alrededor de este y otros granos ronda la palabra autosuficiencia. Palabra sobada por políticos y soñadores, que cada vez pareciera más lejana y ajena. Perú solamente produce un tercio de sus necesidades de maíz, Colombia el 20% y México, aunque autosuficiente y hasta exportador de maíz blanco para consumo humano, apenas produce un 20% de sus necesidades para consumo animal. México es el segundo productor de pollo y primero de huevo de la región, mientras que Colombia es tercero en ambos renglones y Perú el cuarto y el quinto, respectivamente.

Mientras que Colombia y Perú están en diferentes fases de desgravar importaciones y cuotas de Estados Unidos, se localizan relativamente cerca de Brasil y Argentina. En un momento dado esos proveedores pueden ser atractivos. No obstante, la infraestructura de transporte terrestre aún presenta deficiencias.

En el caso de México, la situación arancelaria con Estados Unidos está en otro nivel y el grano entra con libertad al país. Además, ha desarrollado una importante infraestructura ferroviaria y de carreteras, que permite que el 60% del maíz importado se distribuya por esa vía. Desde luego, la proximidad ha sido una ventaja, aunque también representa una desventaja para diversificar proveedores.

No obstante todo esto, dicha nota informativa comenta que las importaciones se han desacelerado. Pero el mercado parece que es prometedor y Estados Unidos espera recuperar pronto su participación en él.

Queda aún por verse el impacto de la crisis actual del COVID-19 en la economía, de las relaciones entre los gobiernos estadounidense y latinoamericanos, y no olvidemos también el del resultado de las elecciones en Estados Unidos. En estos días, nadie puede decir que “eso no va a suceder”, porque sí puede suceder. Creo que por el bien de todos, espero que las relaciones comerciales sigan disfrutando de buena salud.

¿Ustedes qué piensan?

Fuente: http://www.industriaavicola.net

El «Superman» de los alimentos es el huevo

EL Supernam de los alimentos es el huevo

Durante la 22ª Semana Previtep, di una ponencia comparativa entre la industria avícola del estado mexicano de Jalisco – la capital avícola del país – y América Latina. En la sesión de preguntas y respuestas, uno de los asistentes me preguntó sobre mi predicción de los productos de huevo en los próximos años. Sin saber la respuesta, le lancé la pelota a los tecnólogos de alimentos.

Durante las celebraciones del Día Mundial del Huevo, asistí a un webinar organizado por el Instituto Español de Estudios del Huevo, la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España y la Asociación Nacional de Comunicadores de la Salud, titulado «Huevo, mucho más que la proteína perfecta». Y creo que ahora puedo responder en parte a la pregunta que me hicieron.

En el webinar, la Dra. Marta Miguel, investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid, habló sobre los ovoproductos, y me gustó la forma en que los clasificó en desarrollos tecnológicos y culinarios. Mencionó los conocidos huevos enriquecidos con omega-3, que, aunque no tan exitosos como los productos lácteos enriquecidos, han encontrado su nicho en el mercado.

Más recientemente, en España, han desarrollado los «Huevos Ibéricos» (siguiendo la imagen de la joya gastronómica del «Jamón Ibérico»), elaborado por gallinas camperas que se alimentan también con bellota triturada, que modifica el perfil lipídico y aporta más ácido oleico al huevo.

Posteriormente, habló sobre los avances tecnológicos, como el fraccionamiento de la yema para separar los componentes del huevo y hacer membranas o biopelículas. También huevos azules, de gallina Araucana, que sí tienen menos colesterol. Y los huevos hiperinmunes, de los que se extrae la inmunoglobulina Y, similar a la IgG de la respuesta inmune secundaria, porque se acumula en la yema. La IgY se extrae y se utiliza para obtener niveles significativos de anticuerpos, para tratamientos y ensayos de diagnóstico.

El huevo hidrolizado, desarrollado por el grupo de investigación de la Dra. Miguel, en el que se cortan proteínas largas, cuyas secuencias peptídicas sirven para controlar patologías como hipertensión, diabetes u obesidad, o para aportar nuevas texturas a los productos lácteos.

Finalmente habló del lado culinario, como la elaboración española del huevo frito congelado, utilizado en las hamburguesas de Burger King, o los huevos a baja temperatura, precocidos y listos para comer, muy utilizados en restaurantes y hoteles.

Entonces, aquí les dejo algunas ideas para estimular las mentes. Es un buen momento durante este Día Mundial del Huevo y la semana del huevo. La Dra. Marta Miguel dijo que el huevo, más que un superalimento, es el «Superman» de los alimentos, por su aporte nutricional, versatilidad y bajo costo.

Después de todo, ¡una docena de huevos cuestan menos que una sola máscara KN95 / FFP2!

¿Qué piensas?

8 aditivos utilizados habitualmente en piensos de alimentación animal

Los aditivos relacionados con la salud centran la atención de la industria de alimentación animal, sin embargo, no son los únicos aditivos que se utilizan.

Es la ausencia, más que la presencia de aditivos técnicos, la que puede ser la causa de problemas en la fabricación, almacenamiento, distribución y manipulación de los alimentos para animales. En general, los alimentos de buena calidad basados en una fórmula bien diseñada y preparados bajo condiciones de fabricación apropiadas, requieren pocos o ningún agente para preservar o mejorar sus características físico-químicas. Sin embargo, en la práctica comercial, por encima de la idoneidad se busca la rentabilidad y ciertos aditivos técnicos se consideran esenciales. A continuación se muestra una lista, no exclusiva, de los aditivos técnicos más comunes, junto con mis experiencias en los últimos 25 años.

1. Saborizantes

Tradicionalmente se ha creído que los lechones reaccionan de manera indiferente a los sabores siempre y cuando se les proporcione una dieta fresca y de buena calidad. Sin embargo, es frecuente el uso de saborizantes y aromatizantes en base al atractivo comercial de dichos productos para la persona que compra el pienso. Los sabores comunes (los preferidos por los seres humanos) son el coco, la leche, la vainilla y la fresa. Los saborizantes y aromatizantes modernos destacan una mayor aceptación de los animales hacia los piensos enriquecidos con estos aditivos, existiendo ya en el mercado una identificación de marca/producto respecto a los que se consideran más eficaces.

2. Colorantes

Los colorantes (amarillo y naranja) se utilizan con frecuencia para enmascarar los cambios en la composición de ingredientes que alteran de manera significativa el color del producto final. También los saborizantes se utilizan para el mismo efecto. El uso de colorantes no está muy extendido en el sector pero su eficacia es incuestionable, ya que ayudan a comercializar un producto uniforme. Los animales admiten bastante bien los piensos aditivados con colorantes, salvo los colorantes a base de hierro que pueden promover la proliferación de E. coli en el intestino de animales jóvenes.

3. Insecticidas

Los insecticidas solamente se utilizan en ciertas materias primas o productos susceptibles de infestación de insectos debido a un almacenamiento prolongado en condiciones desfavorables. La tierra de diatomeas es uno de los insecticidas naturales comunmente utlizados. Sin embargo, es mejor intentar controlar las plagas con otros medios que eviten sobrecargar el animal con una más aditivo que manejar.

4. Antioxidantes

Los antioxidantes son muy recomendables para aquellas dietas que contienen altas concentraciones de lípidos. También se utilizan en los alimentos propensos a la oxidación debido a condiciones de almacenamiento desfavorables. Los ejemplos más comunes de antioxidantes incluyen etoxiquina, hidroxitolueno butilado, ácido cítrico y vitamina C. Los dos últimos antioxidantes son generalmente demasiado caros para ser utilizados como tal en la mayoría de las dietas de los lechones, pero si se utilizan para otros fines, podrían anular el uso de otro antioxidantes. Hoy en día se comercializan numerosos antioxidantes naturales pero su eficacia sigue siendo poco clara.

5. Inhibidores de moho

Estos productos previenen el crecimiento de mohos ya presentes en algunas materias primas y alimentos para animales. El inhibidor de moho más común es el ácido propiónico, en diversas preparaciones comerciales, incluyendo multi-mezclas de ácidos y otros ingredientes. Los inhibidores de moho evitan la proliferación de micotoxinas (las toxinas producidas por mohos). aunque su uso solamente se recomienda sólo en condiciones ambientales extremas.

6. Absorbentes de micotoxinas

Estos compuestos inactivan las micotoxinas producidas por los mohos presentes en las materias primas y piensos finales. Los absorbentes de micotoxinas más comunes incluyen la bentonita y la zeolita (entre muchos otros productos a base de arcilla), derivados de células de levadura, carbón activo, desactivadores enzimáticos y preparaciones de aluminosilicato. Los absorbentes de micotoxinas no inhiben el crecimiento de mohos y micotoxinas, sino que los absorben ejerciendo una suerte de acción quelante. Su uso está muy extendido en aquellas zonas que se sabe que están afectadas por hongos, especialmente durante la época de cosecha. Por el contrario, en otras regiones se tiende a diluir los granos infestados en lugar de usar este tipo de aglutinantes.

7. Aglutinantes de pellet

Los aglutinantes de pellets han mejorado notablemente la durabilidad de los mismos, sin embargo, los gránulos demasiado duros pueden llegar a reducir el consumo de alimento en los lechones. Por otra parte, está demostrado que los pellets endurecidos minimizan el polvo y reducen la selección en la alimentación de aves de corral. Los aglutinantes de pellets más comunes incluyen la melaza, arcillas, almidones y productos a base de lignina y hemi-celulosa. La adición de trigo en una dieta a base de harina de maíz-soja por lo general mejora la calidad del pellet. El mismo efecto se puede lograr mediante la adición de un concentrado de proteína de suero de leche.

8. Fluidificadores

Estos aditivos se utilizan con algunos alimentos para mejorar su fluidez, sobre todo cuando tales productos incluyen altos niveles de ingredientes lácteos higroscópicos. Los ejemplos más comunes incluyen la sepiolita, la zeolita y la avena en copos.  Los fluidificadores generalmente diluyen la densidad de nutrientes del producto acabado con una tasa de aportación superior al uno por ciento del producto final. El aceite mineral se suele añadir al suero seco para mejorar su fluidez, pero en ocasiones produce efectos negativos en términos de consumo de alimento.

En general, los aditivos técnicos tienen pocos efectos sobre los animales, hablando de efectos directos. Se utilizan principalmente para preservar, corregir  o mejorar las propiedades inherentes de los alimentos. Su utilización debería estar dirigida a la solución de problemas concretos y no generalizada.

Fuente. Wattagnet. Por Ioannis Mavromichalis